| Purgador  

Purgador automático

El aire comprimido es obtenido a través del trabajo de un compresor que lo almacena en un tanque o pulmón. Al ser comprimido el aire atmosférico eleva su temperatura normal, debiendo ser enfriado para su utilización. Mientras esto ocurre, los vapores adquiridos de la atmósfera se condensan, generando importantes volúmenes de agua que al combinarse con el aceite y con las partículas de óxido que se desprenden de las cañerías, forman emulsiones gomosas que tienen un efecto nocivo en componentes neumáticos y multitud de procesos. Para evitar consecuencias graves, esos líquidos, deben ser expulsados en forma contínua e inmediata a su formación, evitando acumulaciones y el arrastre hacia los lugares de consumo. La instalación en puntos claves del Purgador automático DRECAF DA-100 resuelve el problema con seguridad y bajo costo, disminuyendo el riesgo de mantenimiento.
Se instala en todos los sectores de la red de aire comprimido donde se acumule agua y aceite, por ejemplo: tanques de compresores, separadores de condensados, filtros generales, pulmones, etc.

Solicitar información